Nuestra historia

La Mesa del Tabaco está a punto de celebrar su décimo aniversario y todos los que formamos parte de la misma nos sentimos orgullosos de haber llegado hasta aquí.

Allá por el 2010, en la Unión Europea se planteó la revisión de la Directiva de Productos del Tabaco aprobada diez años atrás. Hasta entonces, en cada proceso de revisión o adopción de una determinada regulación en el ámbito del tabaco, cada parte afectada exponía su visión sobre la cuestión.

Pero, ¿por qué si en términos generales la opinión era compartida cada agente del sector tenía que exponer su punto de vista? ¿No sería más lógico tener una única voz? De esta forma, a principios de 2011, el sector del tabaco español decidió dar un paso insólito y unirse en torno a la Mesa del Tabaco para trasladar las posiciones del sector ante revisión de la Directiva de Productos del Tabaco.

De esta forma, empezamos a trasladar nuestra visión, en una única voz y como conjunto del sector, con legitimidad y transparencia. La Mesa del Tabaco representa a un total de 45.000 personas que en España viven del tabaco. Somos el agricultor extremeño que, pese a los tiempos difíciles con su compromiso y apuesta por la hoja de tabaco, ha invertido en tecnología para logar una producción de altísima calidad respetuosa con el medio ambiente. No es baladí, pues gracias a su esfuerzo, España es el tercer país productor de hoja de tabaco de la Unión Europea.

Somos también el estanquero, el último eslabón de la cadena. Los más de 14.000 hombres y mujeres, que cada día levantan la persiana de su comercio, a veces punto de servicio público en el medio rural, pero sobre todo garantes de la protección del menor de edad frente al tabaco.

Somos cada uno de los empleados de las compañías fabricantes y/o distribuidoras de los productos del tabaco. Somos la voz de un producto legal, importante fuente de riqueza para la economía española. Cada año, el sector del tabaco aporta más de 9.000 millones de euros a las arcas públicas vía impuestos.

Estamos todos comprometidos en el mismo objetivo: asegurar la sostenibilidad del conjunto del sector del tabaco en España. Por ello hemos trabajado en estos últimos diez años y seguiremos trabajando en el futuro.